04 febrero 2010

Audición: Variaciones Goldberg (Glenn Gould)

Guión


 Aria

 Variación 1

 Variación 5

 Variación 8

 Variación 10

 Variación 16

 Variación 18

 Variación 20

 Variación 23

 Variación 26

 Variación 28

 Variación 29



Historia



Las variaciones Goldberg se llaman en realidad "Aria con Diversas Variaciones para el Clavicémbalo con 2 manuales" un nombre que no deja ningún tipo de duda sobre lo que ofrece. El conde Hermann Carl von Keyserlingk fue el que encargó a Bach la composición de esta pieza. Curiosamente, el conde tenía una relación bastante mala con Morfeo. Más que mala podría decirse que era inexistente. En una palabra, el conde padecía insomnio.

El nombre Goldberg, Johann Gottlieb Goldberg para ser exactos, corresponde con el clavicembalista que debería ejecutar la obra para el conde. Era muy joven, ya que sólo tenía catorce años, lo que quiere decir que por las noches dormiría como un bendito. Seguro que la idea de tocar por las noches no le haría demasiada gracia. La balanza del sueño se equilibraría de modo inverso, uno ganaría el sueño perdido y otro perdería el sueño ganado.

El maestro de Goldberg era el propio Bach. Sin lugar a dudas la historia tiene toda la pinta de ser una confabulación para dejar al pobre chaval sin dormir por las noches. Daba la casualidad que el conde era casualmente el embajador de Rusia en la corte de Dresde, cargo que permitía pagarse algún que otro caprichito, aparte de las noches musicales. Bach percibió por este encargo el salario correspondiente a un año entero de trabajo: 100 Luises de oro.

El pobre Goldberg tuvo que sacrificar un montón de horas de sueño para poder destacar en el mundo de la música. Habitualmente, cuando se habla de música clásica se asocia ésta con la hora de la siesta. Resulta de lo más chocante comprobar que las variaciones Goldberg gustan muchísimo y provocan muchas sensaciones menos la de sueño.



Estructura



Aria con 30 variaciones, todas de forma binaria. Las variaciones van en grupos de tres, con una variación en forma de canon al final de cada grupo. El primer canon es al unísono, el segundo a la segunda, y así sucesivamente hasta el canon a la novena. Solamente el último grupo de tres (variación 30) no termina en canon. La variación 17 (obertura francesa) divide la obra en dos, dando claramente comienzo a una segunda sección, con variaciones de estilo algo diferente a las de la primera sección.







Aria



El punto de arranque de la obra es un aria de un carácter íntimo y elegante, una sarabanda compuesta por dos frases de 16 compases cada una. El aria está presente en el segundo Klavierbüchlein, una recopilación de obras para práctica del teclado que Bach le había regalado a su esposa Anna Magdalena alrededor de 1725. (Incluso hay historiadores que le atribuyen el aria a la propia Anna Magdalena. Cualquiera que sea su origen, poco importa en lo que refiere a las Variaciones.) No es la forma melódica del aria sino la estructura armónica (con el bajo como fundamento) lo que sirve de base a las siguientes 30 variaciones.



Variaciones



Las Variaciones pueden ser consideradas como un "arte del canon" o también como un "arte de la danza". La danza es un elemento predominante de la obra. En algunas variaciones la danza es obvia: polonesa (variación 1), corrente italiano (variación 8). A esta lista se puede añadir una igual de formas musicales no asociadas a la danza: invenciones a 3 partes (variaciones 2 y 24), fuga (variación 10), estilo coral (variación 13), obertura francesa (variación 17), solo instrumental (variación 25), invención a 2 partes (variación 27), tocata (variaciones 5, 14, 17, 20 y 23). La variación 30 es un quodlibet, es decir, una composición en la cual dos melodías muy conocidas aparecen en combinaciones sucesivas o simultáneas. Toda esta variedad formal está construida sobre la estructura de chacona básica.



Interpretación



Para su época, las Variaciones son inusualmente serias y cargadas de sustancia, con gran elaboración contrapuntística y melódica, que dejan al ejecutante solamente los detalles sofisticados de la interpretación; muchos de los elementos de virtuosismo que Bach exige están claramente notados en la partitura.



Repeticiones



La partitura indica repeticiones para el aria y cada una de las variaciones. El intérprete puede decidir si las ejecuta o no, o si ejecuta algunas solamente. Este es un punto de viva discusión entre musicólogos e intérpretes. El hacer o no hacer repeticiones determina la duración total de la obra y afecta también el sentido de cada pieza individual. Dos instancias: Kenneth Gilbert hace las repeticiones completas en cada uno de los cánones. También las ejecuta en las variaciones a las cuales Bach les indicó una terminación diferente en cada repetición. Por último, las ejecuta en las variaciones más cortas. Glenn Gould, por su parte, no hace sino una repetición y ésta es en la primera frase del aria da capo, lo cual además de las razones musicales que Gould haya podido utilizar, válidas o no, refleja su muy cercana interacción con el mundo del LP y los estudios de grabación de los años '50 a '80: en un LP no había lugar para grabar todas las repeticiones, pero tampoco daban éstas para completar dos LP. Por lo tanto la técnica y la visión comercial fueron los impulsores del sacrificio a las repeticiones. Esta tendencia se ha reversado en los últimos años, también en parte gracias a la técnica.



Instrumento



Las Variaciones fueron compuestas para clavicémbalo de 2 manuales, y Bach especifica en la partitura para cada variación si ésta debe ser tocada con uno o con los dos teclados. Por ejemplo, todos los cánones deben ser tocados con un solo teclado, por instrucciones de Bach. Sin embargo muchos intérpretes han optado por usar el piano, lo cual definitivamente ha ampliado la posibilidad de expresión inherente a la obra. Incluso se ha llegado a sugerir que si Bach hubiera conocido el piano moderno seguramente hubiera destinado la obra a este instrumento. De cualquier manera, las Variaciones pueden interpretarse tanto en piano como en clavicémbalo, y ambos instrumentos ofrecen una riqueza expresiva acorde con la obra.

No hay comentarios: