30 enero 2010

Beethoven y Maelzel

Beethoven visitaba con frecuencia el taller de Maelzel y su amistad se vio fortalecida cuando el inventor fabricó una trompetilla para el oído del compositor, ya parcialmente sordo.

Maelzel se reunió con otros amigos de Beethoven en una cena de despedida para el compositor, quien estaba a punto de salir de viaje hacia fines de la primavera de 1812. Beethoven estaba en uno de sus estados de ánimo divertidos, que él mismo describía como "desabotonado". Durante la fiesta, Maelzel describió su metrónomo, con el cual esperaba proporcionarles a los compositores una forma de indicar el tempo con exactitud y proporcionar a los ejecutantes una ayuda para una ejecución regular. Beethoven aplaudió la idea alegremente y de inmediato se lanzó a una canción aparentemente espontánea basada en el "ta ta ta" del instrumento de Maelzel. Los demás asistentes se unieron para convertir la canción en un rondó. Ésta pasó a formar parte del segundo movimiento de la Octava Sinfonía, en la que Beethoven estaba trabajando en ese momento. Debajo escribió: "Ta, ta, ta, ta..." y, finalmente "Querido, querido Maelzel..." Cuando compuso la 8ª dicho tema finalmente ingresó al 2° movimiento.

Dentro de los inventos de Johann Nepomuk Maelzel, se destacan: el metrónomo, el audífono de Beethoven y el panarmónico (en 1813, Beethoven compuso "La Victoria de Wellington" para este instrumento mecánico).

No hay comentarios: